Archivos por Etiqueta: Policial

Public Enemies

public

El mundo de las series policiales, de misterio o crímenes en Gran Bretaña, es tan amplio que cualquiera diría que la mayor cantidad de asesinos seriales y pervertidos sexuales se encuentra ahí, en las tierras de la corona inglesa, y no en el cliché norteamericano. Lo cierto en que en una de sus más valiosas expresiones culturales, que irónicamente es la televisión, se encuentra todo un mundo interesantes historias.

Otro punto a favor es la duración de muchas de ellas, miniseries en su máxima (o mínima) expresión. Así encontramos algo como Public Enemies, emitida este año en la pantalla de la BBC y con apenas tres capítulos, que resulta una buena experiencia televisiva para el espectador ávido de misterios no resueltos y un poquito de tensión sexual, ya que estamos.

Public Enemies tiene un punto a favor ni bien empezar: el reparto. Encontramos a Ana Friel (Pushing Daisies) y Daniel Mays (Outcasts) en los roles de una agente del programa de reinserción de ex convictos y un homicida recientemente liberado, acusado de haber asesinado a su novia diez años atrás.

Leer más de esta entrada

Anuncios

Sherlock: el detective que nunca muere (pregúntenle a Moriarty)

Hay ideas que no se aseguran ventas por ser originales, pero que si logran dar resultados sobresalientes tienen un mérito muy especial. En Inglaterra, como en Estados Unidos, hay una tendencia siempre vigente de tomar historias clásicas e intentar trasplantarlas a la otros períodos, situándolas además en el mundo “real” (sin elementos sobrenaturales).

El ejemplo de Sherlock guarda algunos puntos de contacto con Being Human, en tanto que busca tomar algo sobre lo que se han escrito bibliotecas y darle un lugar y tiempo como el que vivimos en nuestras habituales y poco mágicas vidas. Ahora bien, lo determinante en ambos casos es que se logran producciones valiosísimas desde todo punto de vista y han logrado tener una identidad propia, en el delicado equilibrio de respetar el espíritu del original y despegarse de los lugares comunes. Sherlock surgió un poco de ese modo.

Leer más de esta entrada

Whitechapel: más crímenes en Londres

Detectives, asesinos siniestros, oscuridad, algo de gore, corrupción policial… todo esto y más en solamente seis episodios de policial á la inglesa.

Whitechapel es un policial de la cadena británica ITV que presenta al Detective Inspector Joseph “Joe” Chandler, un joven de clase alta obsesivo del orden y la limpieza que, gracias a la influencia de su padre, logró escalar posiciones en la fuerza policial muy rápidamente. Joe tiene buenas intenciones y busca cumplir con su trabajo de la mejor manera posible, pero su notable falta de experiencia le juega en contra cuando es asignado para dirigir a un equipo de detectives ya curtidos en el área de homicidios que representan un notable contraste con su personalidad y no lo reciben con los brazos abiertos. Dentro de ese grupo será su Detective Sargento, Ray Miles, quien destaque como el viejo y experimentado policía que, a pesar de resistirse un poco a las órdenes de su novato jefe, en un punto termina actuando como su mentor. Leer más de esta entrada

Wire in the Blood: “and the killer is…”

Hace poco hablábamos de Prime Suspect, una serie británica policial que se convirtió en algo así como el paradigma de los programas de este tipo. Wire in the Blood podría decirse que tiene más de un punto en común con ella, pero varias diferencia a nivel de construcción.

Basada en los libros policíacos de Val McDermid, el actor Robson Green (Being Human) se calzó el puesto de productor y además protagonista de esta serie, dándole vida al psicólogo experto en perfiles criminales, Tony Hill. Metódico, brillante y a la vez distante y algo errático en las relaciones interpersonales, en el primer capítulo conoce a la detective Carol Jordan (Hermione Norris, también vista en The Outcasts) con quien inicia una relación de cierta tensión sexual que varias veces recae en la obviedad. No así los casos que investigan, que son sin dudas el punto fuerte de la serie. Casi todos son asesinatos en serie con un gran componente sexual, y se extienden por dos capítulos o uno de hora y media de duración, según el año de emisión.

Lamentablemente y como viene ocurriendo con muchas producciones en los últimos años, fue cancelada por altos costos de producción, más allá de que se trataba de una de las series más vistas de la cadena ITV. En total cuenta con seis temporadas, un especial y una séptima temporada prometida que, todo indica, jamás verá la luz.

Leer más de esta entrada

Spooks: no más “anarchy in the UK”

Para que se den una idea de cómo viene la mano con este post, empezaré por decir que Spooks es una serie excelente, de las mejores que hay. También es una de mis favoritas, aunque por algún motivo lo nuestro no haya sido amor a primera vista. Y es una verdadera pena que, tras nada menos que diez años al aire, sea un programa prácticamente desconocido fuera de las islas británicas, donde desde el primer momento tuvo un nivel altísimo no sólo de popularidad sino también, y mucho más importante, de calidad.

Producida por la siempre confiable BBC, Spooks se introduce en las actividades de la Sección D del MI-5 (el servicio de inteligencia británico encargado de la seguridad interna) y, a través de capítulos de 60 minutos, muestra a un grupo de agentes tratando de resolver diferentes problemas que representan una amenaza para toda la isla. Leer más de esta entrada

Prime Suspect: una cátedra de crímenes perfectos

La cruzada de la inspectora Jane Tennison (Helen Mirren) en la unidad de investigación de Homicidios podría ser una declamación directa y con bajada de línea, pero en cambio es progresiva, cambiante, bien planteada y, además, de verdad feminista. Tennison arriba a un nutrido grupo de hombres detectives para investigar la muerte de una supuesta prostituta violada y estrangulada. Ella es, ante todo, una auténtica zorra workaholic que se gana su espacio de jerarquía en el fálico universo policial no a fuerza de debilidades, sino de confrontaciones en las que dos de cada tres veces es vencida. Lo importante, es esas pocas veces en las que gana.

Prime Suspect es la historia de Jane Tennison y su investigación de diversos casos policiales, en general ligados a ambientes sórdidos y marginales de la sociedad londinense. Es también una serie de larga trayectoria y una colección aparte de pemios y alabanzas de críticos varios. Pero es, principalmente, una historia bien armada, con una búsqueda honesta de realismo, osada al escaparle a los ribetes clásicos del policial, que bien podrían haberle aportado la siempre adorable intriga del “who done it”, pero que son cambiados por una investigación más frontal y verdadera.

Leer más de esta entrada

State of Play: Paren las rotativas

Mucho realismo y bastante idealismo periodístico. Dos elementos que hacen de State of Play una miniserie por demás interesante. Con todos los elementos necesarios para no generar un bodrio hiperrealista ni tampoco un cuento fantástico de periodistas-detectives. La magistral combinación de lo que hace falta para meterse de lleno.

Estrenada el 18 de mayo de 2003 en la BBC One, esta serie de apenas seis episodios de una hora de duración cada uno, contaba la historia de una investigación periodística que arrancaba con dos muertes en apariencia independientes. Por un lado, el asesinato de un joven aparentemente implicado en un problemadedrogas y, por el otro, el supuesto suicidio de una colaboradora del notable político Stephen Collins, bajo las vías del tren. Ambas líneas eran tomadas por el periódico The Herald, que a través de su equipo de periodistas encabezado por Cal McCaffrey, comenzarían a descubrir una trama que combina corrupción de grandes corporaciones y muertes que-parezcan-accidente.

Leer más de esta entrada

Patricia Marcos, desaparecida

Desaparecido es una palabra muy fuerte. Ni vivo, ni muerto, desaparecido, decía un genocida. Perdido, confunden otros. Averiguación de paradero, etiqueta la Policía. Sea cual sea el lugar del mundo, estar desaparecido pone la piel de gallina. La serie que me permito reseñar es española y lleva el título de Desaparecida, pero acá en Argentina, donde el desaparecido es una nefasta institución, se llamó Bruno Sierra, el rostro de la Ley.

Leer más de esta entrada

Hermanos y Detectives

2006, año de sequía ficcional en la TV argentina si los hubo. En un marco casi desértico apareció, como un placer fugaz, una serie de tan sólo 10 capítulos a cargo de Damián Szifrón, a esa altura consagradísimo luego de “Los Simuladores”. Se trató de Hermanos y Detectives, un programa que, admitámoslo, era sumamente parecido a Detective Conan, pero entre los buenos libretos y el hostil panorama del momento, supo ganarse el lugar de una muy buena serie policial en una pantalla que ya parecía resignarse, hinchada en gusto, a los buenos ratings y el relativo bajo presupuesto de los realities.

Leer más de esta entrada

Life on Mars, esa serie que todos deberían ver

Allá por el año 2007 vi las tres primeras temporadas de la excelente Doctor Who y, tan enganchada había quedado, que me decidí a empezar otra serie inglesa sólo porque John Simm, que me había encantado con su demente The Master, era uno de los protagonistas. Lo admito: empecé a verla sin saber muy bien sobre qué trataba, pero también por los excelentes comentarios que tenía. En ese momento no tenía ni idea de lo que me esperaba.

Life on Mars se puede contar rápido, pero luego de unos capítulos uno se da cuenta de que es mucho más que una sinopsis que se cuenta en dos patadas: Sam Tyler (Simm), un policía de Manchester, es atropellado en el año 2006 mientras escucha la canción “Life on Mars?” de David Bowie y, cuando logra salir de su estado de inconsciencia, descubre que no está en un hospital, sino en el mismo lugar donde ocurrió el accidente. Pero no todo es lo mismo, porque ahora se encuentra en 1973, rodeado de policías que no se parecen en lo más mínimo a él, alguien eficaz acostumbrado a hacer cumplir las leyes y a resolver crímenes mediante pericias científicas y psicológicas.

Leer más de esta entrada