Archivos por Etiqueta: Ciencia Ficción

Doctor Who: la Era Moffat

Es difícil hacer una reseña (y que, para colmo, despierte el interés de alguien) sin detenerse en una aburrida explicación de a qué viene todo esto. Entonces resumámoslo en lo que hace falta saber: Doctor Who es una serie de ciencia ficción británica que se transmite, con interrupciones más o menos largas, desde 1963. La historia gira en torno a un Time Lord, alienígena de aspecto humano que viaja por el tiempo y el espacio  en una cabina telefónica de policía (la Tardis).

Dicha esa abrumadora aclaración, vamos a focalizarnos en las últimas dos temporadas de la que podríamos llamar la “nueva generación” de la serie, aquella que se inició en 2005 bajo la tutela creativa de Russel T. Davies (también creador de Torchwood) y con el gran Christopher Eccleston como protagonista. Las dos temporadas en las que aquí haremos referencia, justamente, no cuentan con ninguna de esas dos personas. Steven Moffat es quien ahora se encarga de supervisar todos y escribir algunos de los capítulos. Otro dato accesorio importante: el protagonista ( a partir de ahora El Doctor y si preguntan Doctor qué/quién, ya entendieron el título) tiene la capacidad de regenerarse. Eso justifica que a lo largo de toda la serie hayan existido once actores que lo interpretaron y en esta nueva generación va por el tercero. Y justamente éste, el último, es el que desde 2010 se desempeña como protagonista, a cargo del también excelente actor Matt Smith.

Retomando: esta reseña tratará sobre Doctor Who tal como la vemos en la “Era Moffat”. Las temporadas quen tiene como rey de reyes al guionista de Sherlock, Jekyll y Couple.

Leer más de esta entrada

Anuncios

Torchwood: Miracle Day

 

Todavía quedan esperanzas. Hay un lugar, allá en una isla del norte, donde la ciencia ficción sigue siendo un terreno en el cual queda mucho por decir. Donde los personajes no vienen predeterminados, las historias se prestan al juego de mentes creativas sin vicios. En fin, en Inglaterra siempre hay más para mostrar de su particular visión de la ciencia ficción.

Si en reseñas anteriores hablábamos de un bajón bastante generalizado en la TV estadounidense en lo que se refiere al género, afortunadamente llegan los británicos a poner el contrapunto. La última temporada de Torchwood es, de todos modos se debe remarcar, una co producción. El Capitán Jack y lo que queda de su grupo británico de investigaciones paranormales llegan a EEUU y suman al elenco a nuevos personajes, explosiones con el sello de barras y estrellas y, lo que es mejor, sobrevive como una gran serie que no se traiciona.

Recordemos, antes que nada, que Torchwood es un spin off de la maravillosa Doctor Who, algo así como la madre de las series, que desde 1963 y con algunas interrupciones viene haciendo vanguardia en el género desde una visión a veces cómica pero no por ello menos profunda e innovadora. Torchwood comenzó en 2006 como un sub producto con sello propio y tuvo dos primeras temporadas cambiantes, con bajones pronunciados y un resurgir en su tercera mini temporada que dejó a todos sin aliento.

En este regreso para la cuarta ronda, Torchwood presentó una historia distribuida en diez capítulos donde se trazó un nuevo concepto en lo que puede hacerse con esta idea original de Russel T. Davies. 

Leer más de esta entrada

Falling Skies: ¡las series se caen!

Nada podía fallar desde el vamos. Steven Spielberg, quién más, se ponía al frente de la producción de una serie de ciencia ficción que prometía devolverlo a su género más querido, en particular en la variante de las invasiones alienígenas. La experiencia de uno de los mejores directores de Hollywood en TV tenía una carta de presentación más que maravillosa: Taken. Por otro lado, Falling Skies contaba con un actor principal bien curtido en esto de la tele, nada menos que Noah Wyle, quien fuera protagonista durante 11 temporadas en ER (serie originalmente pensada por Michael Crichton y que sería una película de Spielberg si no hubiera aparecido Jurassic Park). La mente creadora además era Robert Rodat, también guionista de The Patriot y Saving Private Ryan, en su debut a cargo de una serie de  TV más allá de sus previas telemovies.

Había equipo especializado, había idea en apariencia efectiva, había de todo. Pero falló. Y falló desde tantos puntos de vista que, quizás por lo alto que se la puso en la promoción previa el golpe contra el suelo dolió mucho más. Naturalmente y como siempre recordamos cuando no nos deshacemos en alabanzas a una serie cabe remarcar que esto es una opinión. Y, por ende, todos los que tengan una visión diferentes serán bienvenidos a hacer sus comentarios e incluso, si así lo desean, escribir su contra-reseña para ser publicada en el blog.

Leer más de esta entrada

X-Files: La Conspiración (Spoilers!) Parte III

La siguiente entrada puede contener información sobre la trama de esta serie. En otras palabras SPOILERS

Se va la tercera parte y ya falta menos. En la entrada anterior nos habíamos quedado en el final de la quinta temporada y la película Fight the Future. Lo que viene a partir de ahora es el cierre de la conspiración tal como se venía rumbeando desde la primera temporada. Hay quienes dicen que la serie debería haber terminado en la octava, otros que no se animan a tanto pero que sostienen que la novena estuvo de más. Un poco en el medio de las dos posturas me ubico y, por consiguiente, también la parte subjetiva de esta entrada.

Leer más de esta entrada

Outcasts: parias del espacio exterior.

Outcasts sería algo así como el gran-estreno-gran de la BBC a comienzos de este año. Pero, como desde el primer momento, de acá al futuro tendrá que cargar con una pesada mochila. Por un lado, haber sido un producto directamente derivado (aunque no a modo de spin off, sino de inspiración) de Battlestar Galactica. Por otro lado, por haber sido cancelada al final de su primera temporada, de tan sólo ocho episodios, situación que puede sumirla en el olvido de la tonelada de series de ciencia ficción inconclusas o convertirla en un objeto de culto. ¿Será la Firefly británica? El tiempo dará la respuesta.

Leer más de esta entrada

Primeval: La vida se abre camino*

Para entender Primeval y saber de dónde vino hay que dar una breve explicación acerca de la productora que la llevó adelante: Impossible Pictures. Esta firma independiente que desde 2002 produce contenido para televisión, tiene casi por cábala hacer ficción y documentales (o mezclas de ambos) con la temática de los dinosaurios y criaturas primitivas como eje principal. En 1999, sus fundadores Tim Haines y Jasper James saltaron a la fama mundial tras crear Walking with Dinosaurs, una serie de documentales de la BBC que en su versión original tenían a Kenneth Branagh como narradir.

Lo novedoso de este programa era que revertía bastante el concepto típico de documental acartonado y solemne, brindando un nuevo ritmo y el uso de la animación por computadora para dar mayor realismo a los animales que se mostraban desarrollando su comportamiento natural en hábitats reales. La serie se convirtió en la número 72 de las 100 mejores producciones británicas de la historia y el éxito habilitó a sus creadores a empezar a probar suerte con un concepto más alocado: Prehistoric Pak. En estos documentales, el explorador y presentador Nigel Marven viajaba al pasado a través de portales de tiempo y literalmente caminaba con dinosaurios al tiempo que explicaba a los televidentes la situación histórica que estaban presenciando. Además, se sumaban elementos de ficción, como persecuciones, momentos de “peligro” para Nigel y demás momentos de tono dramático con varios puntos compartidos con la película de El Cazador de Cocodrilos.

Pero la serie que nos convoca es una que se sitúa específicamente en la ficción y a la vez toma mucho del punto de partida de Prehistoric Park.

Para Primeval se planteó la historia de un grupo de científicos que debían controlar la aparición de anomalías espacio temporales (una forma interesante de nombrar a las Puertas Mágicas, como diría el Doctor) para evitar que los animales prehistóricos que por ellas escapaban hicieran estragos en nuestro evolucionado mundo occidental.

Leer más de esta entrada

X-Files: La Conspiración (Spoilers!) Parte II

La siguiente entrada puede contener información sobre la trama de esta serie. En otras palabras SPOILERS

 

Siguiendo con la propuesta hecha en esta entrada, hoy presentamos la segunda parte de una serie de tres posteos que repasan la trama de la Conspiración llevada adelante en algunos capítulos de las nueve temporadas de The X-Files. En este caso, le toca el turno a las temporada 4, 5 y 6, algo así como el punto de máximo desarrollo de esta faceta de la serie.

Retomando un poco lo dicho antes, recordemos que X-Files fue creada en 1993 por Chris Carter, que lejos de ser un escritor fanático de las teorías conspirativas o un médico con especial interés por los hechos paranormales, se trataba en verdad de un periodista devenido en surfer californiano, fanático desde la infancia de las telemovies y su efímera serie Kolchak : The Night Stalker.  Y si en la coctelera se mete también un poco de Twilight Zone y una nirvánica imaginación, darían por resultado la historia de dos agentes del FBI interesados no sólo en descubrir casos que le escapaban a la explicación científica, sino en desvelar una confusa trama de corrupción política mezclada con descubrimientos que datan d ela época de Roswell y debían ser ocultados de la gente común.

Leer más de esta entrada

X-Files: La Conspiración (¡Spoilers!) Parte I

Vi X Files completo y en orden hace unos cinco años. Esto es, los 202 capítulos y las dos películas en obsesivo y enloquecedor orden. Ni bien la terminé y una vez superado el  merecido duelo, me puse el objetivo de volver a verla en algún momento tomando sólo los capítulos que conforman la conspiración. Y, si pensaba que sería como un viaje a lo más rico, complejo y representativo de la serie, esta experiencia no me defraudó para nada. Es, hasta podría decir, una forma de rever la serie como si fuera casi un spin off, yendo directamente al corazón de la historia, a aquellas idas y vueltas que, en el mar de todos los capítulos que la conforman, a veces se diluía  ( y no por eso dejaban de ser impresionantes).

Esta reseña plantea, entonces, un juego distinto: ver X-Files a partir de, solamente, estos 63 capítulos que van desde aquellas furtivas apariciones del Fumador/Cáncer Man, hasta la trama de los supersoldiers. Pasando, obviamente, por los brillantes momentos en que se cruzaban por la vida de Mulder y Scully unos tales Deep Throat, X, Matheson, Krycek, Skinner, Marita Covarrubias, The Lone Gunmen y tantos otros.

Vale aclarar que X-Files se divide en dos tipos de capítulos: los autoconclusivos y los mitológicos (o canónicos, o de la conspiración, etc). Estos últimos, son arcos argumentales que abarcan toda la temporada y a la vez toda la serie. Hablan de una enorme red de vínculos de corrupción y tramas secretas que encabeza el gobierno de Estados Unidos con fines desconocidos, pero que mucho tienen que ver con la vida extraterrestre. ¿La ocultan, plantan falsas pruebas? ¿Es una mentira de descomunales dimensiones o una cortina de humo? La búsqueda de la verdad, así de simple como suena, es ese motor que lleva a Mulder y Scully a hacer de X-Files una serie única.

Algo que se hizo mil veces y se hará otras tantas, pero imaginar cómo hacerla mejor… ahí radica su genialidad.

Leer más de esta entrada

Firefly: Lo bueno y breve

No hubo justicia con Firefly. El mundo (o la cadena FOX) pareció complotarse para que se convirtiera en esos objetos de culto que lo son a base de eso, una injusticia. Catorce capítulos, apenas esa cantidad tuvo un programa que no sólo estaba muy bien pensado, sino muy bien realizado, actuado, filmado y, lo que es peor… que prometía mucho.

Esta es la historia de una historia que termina mal. Porque, hagan lo que hagan, Firefly no tiene final.
Nació como elnuevogran proyecto de Joss Whedon, también conocido como el creador de Buffy, the Vampire Slayer (y más tarde, de Doctor Horrible). No obstante el desafío de este proyecto, en el que se embarcó en 2002, era mucho más ambicioso. Por empezar la acción se trasladaba al espacio, pero no a cualquier ambiente cósmico de la ciencia ficción, sino a una space opera con todas las letras. Dicho en otras palabras, a una auténtica historia de western espacial.

La protagonista fue la tripulación repleta de cortocicuitos de la nave Serenity. El entorno, un mundo monopólico dominado por un grupo de naciones vencedoras en una guerra civil que dio por resultado un gobierno centralizado al llamado La Alianza. Los tripulantes de la Serenity eran, en este sentido, nómades apátridas o simples fugitivos interestelares que preferían no dar explicaciones. Y, lo que es mejor, en la mayoría de los casos se odiaban entre ellos.

Leer más de esta entrada

Introducción a Ultraman parte 2

Recién empezada la década de los ’80, los Ultra seres entran en una especie de limbo. Mientras siguen siendo parte del imaginario popular japonés, no se estrenan series televisivas durante al menos 10 años. Aunque los personajes se mantienen vivos a través de mangas, merchandising y continuas repeticiones de las series clásicas de la televisión. Para compensar, se estrenan en el año 1984 dos largometrajes que son compilados de escenas viejas, pero con material adicional filmado especialmente. Sus nombres son “Ultraman Zoffy” y “Ultraman monogatari” (también conocida como Ultraman Story). Esta última es la que contiene más escenas nuevas.

Leer más de esta entrada