The Good Wife

Es fijo que todos los años encuentro alguna serie, nueva o vieja, que me obligue a hacer una buena maratón de capítulos. Este año la historia se repitió con un par que sospechaba que me iban a enganchar, como Six Feet Under y Breaking Bad, pero también, y contra todo pronóstico, terminé “maratoneando” con The Good Wife. Y digo que me sorprende, que fue inesperado, porque realmente nunca pensé que fuera a atraerme una serie de abogados, más allá de que había leído buenos comentarios al respecto de esta producción relativamente reciente de la CBS (recién va por la mitad de su tercera temporada). De no haber sido porque Lisa Edelstein (aka: la doctora Cuddy, de House) confirmó hace meses que iba a estar en la nueva temporada, creo que jamás me hubiera decidido a echarle un vistazo a The Good Wife, y  sin dudas me hubiera perdido de conocer una muy buena serie.

Creada por Robert y Michelle King, y con los hermanos Ridley y Tony Scott entre sus productores ejecutivos, The Good Wife entra en la categoría de series procedimentales, es decir, esas con capítulos autoconclusivos y un “caso del día” para resolver. Pero, por supuesto, también tiene su arco argumental principal, que en este caso es la historia de Alicia (Julianna Margulies), una abogada casada con Peter Florrick (Chris Noth), un influyente abogado de la ciudad de Chicago que en los primeros minutos de la serie es enviado a prisión tras verse envuelto en un escándalo sexual y casos de corrupción. Mientras Peter está guardado en la cárcel con unos cuantos abogados a su lado intentando liberarlo, Alicia, quien hace más de diez años que no ejerce su profesión, empieza a trabajar en la firma Stern, Lockhart & Gardner gracias a su amigo Will Gardner. Sin embargo, no todo es tan fácil como parece, porque además de tener que pagar derecho de piso y empezar “de abajo”, a esta buena esposa que todavía sigue visitando a su infiel marido en prisión la van a acosar la prensa, los rumores, las mentiras, y los prejuicios para hacerle la vida imposible a ella y a sus hijos.

Probablemente la sinopsis no los atraiga demasiado, especialmente si no son amantes de las series de abogados o de los procedimentales. A mí me pasó lo mismo. Y sin embargo The Good Wife, con todas las limitaciones que pueda tener el formato de este tipo de series, funciona muy bien y,  superados los primeros capítulos, se torna muy interesante. Al contrario de lo que podría esperarse, no se torna aburrida gracias a su muy buen ritmo, a sus personajes, a las muy correctas actuaciones de todo el elenco en general, a los casos, y a sus muy buenos guiones. Decididamente la combinación de drama legal y drama familiar más algunos toques de humor le queda perfecto.

Más allá de que los casos en general son muy interesantes y atractivos por su variedad y actualidad, creo que una de las grandes razones para que The Good Wife funcione tan bien son sus personajes, tanto los principales como los secundarios. Por un lado, claro, está Alicia, que más allá de lo que el rostro de vampiresa de Julianna Margulies pueda sugerir, no es una abogada garca y es imposible de odiar. Ella, la good wife, que por sus hijos se banca que las represalias contra su marido le caigan a ella de rebote; ella, que se compenetra emocionalmente con cada caso; ella, con su aparente tranquilidad a cuestas; ella, que es tan… querible. Gran trabajo de Julianna Margulies.

Por otro lado, tenemos a Will Gardner (Josh Charles) y Diane Lockhart (Christine Baranski), abogados experimentados que, a diferencia de Alicia, están más dispuestos a seguir las reglas del juego y tirarse para el lado que más se ajuste a sus intereses. Lo mismo ocurre con Cary Argos (Matt Czuchry), un joven abogado que compite con Alicia para conseguir un puesto en la firma de abogados. Y si de personajes importantes hablamos, hay que destacar especialmente a Eli Gold (Alan Cummings), el consejero de Peter Florrick y uno de los mayores responsables de aportarle a la serie sus dosis de humor, y por supuesto también a Kalinda Sharma (Archie Panjabi), un personaje tan badass como enigmático que se encarga de conseguir pruebas para cada defensa de los clientes de la firma de todas las maneras posibles.

En definitiva, una serie que recomiendo mucho. Como dije al principio, no pensé que me fuera a atraer, y de hecho en los primeros capítulos no me enganché demasiado, pero poco después empezó a ponerse mejor, me encariñé con algunos personajes, me atrajeron los casos y… y bueno, acá estoy escribiendo este post para ver si a alguien le sirven todas estas palabras y se engancha con este procedimental muy prolijito, bien guionado, y bien actuado. Para que lo agenden.

Título original:  The Good Wife
País: Estados Unidos
Año de emisión: 2009 – en emisión
Cadena: CBS
Creador: Michelle KingRobert King
Temporadas: 3
Cantidad de episodios: 57 (hasta el momento)

Anuncios

Una respuesta a “The Good Wife

  1. Yeyaw diciembre 14, 2011 en 9:00 am

    Fana absoluta de Eli Gold y de Kalinda, quiero spin-off yaaa!. Falta ponerse al dia con la tercera temporada, pero ya vamos a llegar.
    (cuántas cosas producen los hermanitos Scott, mucho y bueno, unas maquinitas)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: