Wire in the Blood: “and the killer is…”

Hace poco hablábamos de Prime Suspect, una serie británica policial que se convirtió en algo así como el paradigma de los programas de este tipo. Wire in the Blood podría decirse que tiene más de un punto en común con ella, pero varias diferencia a nivel de construcción.

Basada en los libros policíacos de Val McDermid, el actor Robson Green (Being Human) se calzó el puesto de productor y además protagonista de esta serie, dándole vida al psicólogo experto en perfiles criminales, Tony Hill. Metódico, brillante y a la vez distante y algo errático en las relaciones interpersonales, en el primer capítulo conoce a la detective Carol Jordan (Hermione Norris, también vista en The Outcasts) con quien inicia una relación de cierta tensión sexual que varias veces recae en la obviedad. No así los casos que investigan, que son sin dudas el punto fuerte de la serie. Casi todos son asesinatos en serie con un gran componente sexual, y se extienden por dos capítulos o uno de hora y media de duración, según el año de emisión.

Lamentablemente y como viene ocurriendo con muchas producciones en los últimos años, fue cancelada por altos costos de producción, más allá de que se trataba de una de las series más vistas de la cadena ITV. En total cuenta con seis temporadas, un especial y una séptima temporada prometida que, todo indica, jamás verá la luz.

Primera temporada.

La serie toma lugar en la británica aunque ficticia ciudad de Bradfield, en cuyos condados cercanos semana a semana se
dan hallazgos macabros con cadáveres que, desde el principio se sabe, no serán los últimos. La mecánica es parecida en casi todos los capítulos, aunque no por ello cansa, ya que tiene muy buen manejo de la información, y ese atrapante estilo de policial inglés que no falla.

Siguiendo con las comparaciones injustas pero ilustrativas, si Prime Suspect rompía con la estructura clásica del detective que está dos pasos por delante en pos de un realismo más crudo, Wire in the Blood se enmarca en ese estilo más tradicional. Y eso le confiere a Tony Hill una imagen admirable, de bien confeccionada inteligencia y alto poder deductivo, más en la línea de Sherlock Holmes que de Poirot, aunque también tiene sus guiños al detective belga de Agatha Christie.

Las temáticas que en general abordan los casos estudiados por Tony Hill tienen como hilo conductor la psicología de los asesinos. A partir de las acciones que realizan, el psicólogo va armando en su cabeza el perfil asesino, que muchas veces necesita de más víctimas para ser completado. Algo destacable y a veces poco común en este tipo de historias, es que el detective se equivoca, saca erradas conclusiones e incluso termina siendo culpable de varios callejones sin salida dentro de la investigación.

Destacables actuaciones tanto de la dupla protagonista (que en la cuarta temporada sería reemplazada al 50% por Simone Lahbib en lugar de Norris), como de los policías de segunda línea. El grupo de investigaciones lo completan  Nicola WalkerMark LetherenEmma Handy y Alan Stocks.

Otra buena recomendación para los fanáticos del policial clásico, con todos los ingredientes de un buen producto que busca sorprender con los giros de casos que oscilan entre la originalidad y el morbo que nos gusta!

Título original: Wire in the Blood – Impulso sangriento
País: Gran Bretaña
Año de emisión: 2002/2008
Cadena: ITV
Creador: Val McDermid
Número de temporadas: 6
Cantidad de episodios: 20

Anuncios

Una respuesta a “Wire in the Blood: “and the killer is…”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: