Prime Suspect: una cátedra de crímenes perfectos

La cruzada de la inspectora Jane Tennison (Helen Mirren) en la unidad de investigación de Homicidios podría ser una declamación directa y con bajada de línea, pero en cambio es progresiva, cambiante, bien planteada y, además, de verdad feminista. Tennison arriba a un nutrido grupo de hombres detectives para investigar la muerte de una supuesta prostituta violada y estrangulada. Ella es, ante todo, una auténtica zorra workaholic que se gana su espacio de jerarquía en el fálico universo policial no a fuerza de debilidades, sino de confrontaciones en las que dos de cada tres veces es vencida. Lo importante, es esas pocas veces en las que gana.

Prime Suspect es la historia de Jane Tennison y su investigación de diversos casos policiales, en general ligados a ambientes sórdidos y marginales de la sociedad londinense. Es también una serie de larga trayectoria y una colección aparte de pemios y alabanzas de críticos varios. Pero es, principalmente, una historia bien armada, con una búsqueda honesta de realismo, osada al escaparle a los ribetes clásicos del policial, que bien podrían haberle aportado la siempre adorable intriga del “who done it”, pero que son cambiados por una investigación más frontal y verdadera.

En Prime Suspect, casi siempre el enigma se descubre hacia el final de sus largos arcos argumentales de tres horas y media, pero no en los minutos finales. Nada de reuniones en las que el detective junta a los sospechosos en una sala y les da la buena nueva de haber resuelto el intrincado crimen. Nada, tampoco, de una detective de superdotadas cualidades mentales y buen manejo del suspenso a su alrededor. En lugar de un Poirot o Holmes, Prime Suspect elabora historias con resolución medianamente esperable, pero que brida un riquísimo desarrollo de personajes y acciones. Demuestra que a veces la respuesta más simple es la más probable y que en la mayoría de los casos el tema no es descubrir el qué, sino encontrar la forma de demostrarlo.

Tennison no está más calificada que sus compañeros, pero tiene algo que hace ganar el respeto de todos. Su irritable capacidad de reparar en los detalles, el desdén con que trata a los subalternos, pero también a los jefes. La obstinación, en una palabra, que convierte a este personaje en un ser repelente y adorable a la vez. Tennison tiene apenas vida personal y es más bien patética. Se le dificulta entablar lazos de amistad y en gran medida sólo lo logra a través del trabajo. Es que Tennison es, ante todo, una persona obsesionada con demostrar.

La serie fue pasando por diferentes directores y guionistas, como una posta que era al mismo tiempo la mejor carta de presentación para el mundo televisivo de principios de los ’90 en Gran Bretaña. Los casos policiales, además, le agregaban una dosis de morbo bien manejada, donde muchas de las mayores aberraciones se decían sin mostrarse, y los mejores giros se daban en los silencios acusadores de los interrogatorios. Sin tiros, ni corridas por la ciudad, una batalla dialéctica donde en muchos casos se sabía de antemano quién era el culpable, pero no había pruebas.

Naturalmente es una serie y, como tal, no se la debe ver desde un hipotético carácter documental. Pero es justamente como ficción que Prime Suspect elabora un ambiente sumamente creíble, atrapante desde el vamos y con personajes que ni son chatos ni son ambiguos, son complejos como la gente. Tampoco se trata de un programa intelectualoide o que juegue con la complicidad de un espectador elitista, va al quid de la cuestión, pero tampoco se asienta en la tranquilidad de lo obvio.

Además, por Prime Suspect pasó toda clase de actores de renombre de la isla, algunos de ellos en sus primeros pasos dentro de la actuación. En muchos casos, sobre todo el de Ralph Fiennes, su fugaz participación deja con gusto a poco, pero no deja de ser interesante dar un vistazo por estos breves debuts de quienes luego serían eminencias de la actuación.

Título original: Prime Suspect
País: Gran Bretaña
Año de emisión: 1991-2006
Cadenas: ITV
Creadores:  Lynda La Plante
Número de temporadas: 7
Cantidad de episodios: 14

Anuncios

6 Respuestas a “Prime Suspect: una cátedra de crímenes perfectos

  1. Fiorella agosto 8, 2011 en 3:51 am

    Te odio. xD Hace años que quiero ver Prime Suspect y nunca lo hago porque son muy largos los episodios y no tengo demasiado tiempo, pero después de leer el comentario tengo unas ganas terribles de ir a mi Taringa más cercano (?) y buscar links para bajarla…

  2. Mariana agosto 8, 2011 en 1:33 pm

    Yo ya decidí verla cuando termine de mirar Spooks 🙂

  3. Malena Baños Pozzati agosto 8, 2011 en 2:10 pm

    Jajaja, la verdad que sí, es muy larga, pero yo la fui viendo de a poco, nunca pude ver las tres horas de un tirón, pero a veces me costaba un montón poner pausa e ir a hacer otras cosas jaja. Es realmente muy buena, con un clima super interesante!!

  4. Yeyaw agosto 9, 2011 en 12:22 am

    Enorme serie, me impresionò cuando la vì (a ritmo de emisiòn y en la epoca en que aun se veia TV ja ja). Deberìa verla de nuevo, pasen links si hay =)
    Esta y “Cracker” (+/- de la misma època, con el gordito Robbie “Hagrid” Coltrane) definieron mis gustos en series policiales
    Se viene remake desde USA, ay!

  5. Pingback:Wire in the Blood: “and the killer is…” « TeleObjetivo [La TV en la mira]

  6. Adriana enero 15, 2013 en 3:13 pm

    Alguien sabe el final? Tengo la posibilidad de comprar la original completa, pero… si termina fea soy capaz de no mirarla! y bueno! me gustan los finales felices!!! =))

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: