Angel (1): ¿Alguien necesita que lo rescaten?

team angelMe acuerdo que por allá, recién entrado el nuevo milenio, cuando empecé a ver esta serie, me parecía genial la idea de crossovers entre series del mismo universo.

Si bien también eran un poco una forma de legitimar al spin-off (siempre se cruzó gente de la vereda de Buffy, pero si no contamos a Ángel nunca llegó a ser al revés), de todas formas era copado que te hicieran dar por sentado que estos personajes no se habían perdido uno al otro y que seguían en contacto, tanto en pantalla como fuera de ella.

Y, después de un tiempo, se hizo genial el double-feature cada noche de martes por Fox en Latinoamérica.


ciudad de los ángelesEra 1999, y de la mano de Joss Whedon y David Greenwalt, se estrenaba por WB Network, Angel, el spin-off de la popular serie Buffy the Vampire Slayer, que ese año arrancaba su cuarta temporada.

Para vender el programa a los ejecutivos de WB, se realizó un excelente pitch de seis minutos que tenemos acá abajo subtitulado y nos sirve a modo de introducción a la serie. Bah, más o menos. Sin mostrarte a ningún bicho como amenaza particular ni nombrando a los malos principales (sí: las precisiones son más bien pocas), desde su concepción la serie se sitúa muy bien en su ambiente y define el tema central: redención.

Narrado por Ángel (David Boreanaz), y con algunas escenas pasadas de temporadas anteriores de Buffy, otras escenas originales que más tarde se reciclarían en la serie, y música de VAST, el video sintetiza las andanzas de Ángel desde sus comienzos hasta Sunnydale.

cordelia y doyle

Síganme los buenos.

Llegado a Los Ángeles, nuestro vampiro vigilante no trabajará solo. Si viste el video, habrás visto a Allen Francis Doyle, un flaco con vida bastante del estilo LA que de un día para el otro comienza a tener visiones gracias a los Poderes Que Son, que le indican a través de migrañas terribles dónde hay gente para salvar.

Por otro lado, tenemos a la recientemente egresada de Hellmouth HighCordelia Chase (Cordy, yo te banco), otra recién llegada a la ciudad, aunque en su caso esperando convertirse en actriz de fama internacional. Creo que vale decir que la cuestión actoral no prospera.

“¿Qué querés que haga? Soy buena para dos cosas exactamente: estrellato internacional y ayudar a un vampiro con alma a liberar al mundo del mal.”

wesley, cazador de demoniosHacia la mitad de la temporada, con el alejamiento de Glenn Quinn de la serie como Doyle y un beso de despedida, Cordelia (Charisma Carpenter) pasa a tener las visiones; y Wesley Wyndam-Pryce (Alexis Denisof) pasa a ser el tercero del equipo. Devenido en un “cazador de demonios rebelde” después de irse de Sunnydale y ser despedido por el Consejo de Vigilantes, Wes cae un día en Los Ángeles y, desayuno mediante, no se va más.

Pero estos arribos son todos graduales, y en los primeros capítulos de la serie el personaje da la sensación de estar tan perdido y no saber por dónde empezar. ¿A dónde llevás a tu protagonista después de hacerlo recorrer la barra de un bar, preguntándole a la gente si sabe de alguien que necesite que lo rescaten?

Investigaciones Ángel: ayudamos a los desposeídos.

La cuestión se empieza a organizar un poco cuando llegan Doyle y Cordelia. La pandilla de vigilantes sobrenaturales encuentra un hotel medio decaído donde sentar su base, imprimen tarjetas de presentación con una mariposa ángel, y Cordelia se asigna un sueldo. (“Alguna vez vamos a tener que ayudar a alguien rico.”)

exorcismo: check!Los primeros episodios toman una fórmula bastante ensayada: la de la damisela en peligro. Posta, hay muchas damiselas en peligro: podrías hacer un juego de bebidas cada vez que sale una, y tomar dos tragos cada vez que es rubia.

Un poco más avanzada la temporada, las historias se encargan de tildar en su primer año muchos elementos clásicos del terror sobrenatural (casas embrujadas, exorcismos, objetos con poderes místicos), pero son a la vez muy entretenidas por las cuotas de humor y los giros en la historia tan típicos de los productos Whedon.

Las visitas de otros miembros de la pandilla de Buffy allá por Sunnydale tampoco pasan inadvertidas, aunque sea por lo numerosas: Spike (James Marsters), todavía sin castrar y despechado, compañero de delitos de Ángel en sus épocas malignas que sigue enfrascado en conseguir el anillo de Amarra; Oz (Seth Green) que por ese entonces estaba de paso por LA con su banda, e incluso la misma Buffy (Sarah Michelle Gellar) llega a saludar pasar un día entero con Ángel que nunca recordará a causa de un deus ex machina bastante grosso. (¡Pero no el peor! Temporada 4, te estoy mirando.)

buffy, angel, faith: se arma la podridaPero la visita principal del año se la reserva Eliza Dushku como la Cazadora freelance y por entonces fugitiva de la justicia, Faith. En su capítulo doble, aparece en Los Ángeles loca como siempre y coincidiendo con la segunda visita de Buffy, dando resolución a un arco pendiente en la serie madre.

Entre tanta prueba y error, se van forjando mejor las bases del programa, que comienza a tener identidad propia hacia su segunda mitad cuando se acaba la lista de clichés de terror por explorar, y, especialmente, cuando se acaban las visitas. Simbolizado por una escena en particular con un par de recriminaciones hacia Buffy de parte de Ángel (“esta es mi ciudad, GTFO”) se corta el cordón umbilical entre ambas y se permite por primera vez a Angel, como serie, buscar un camino propio.

evil hq¿Quién le tiene miedo al lobo?

Por supuesto hay un villano. La amenaza de la gente de Wolfram & Hart se hace más patente y cobra mayor relevancia con el correr de los episodios. Porque Wolfram & Hart es… (ojo, agarrate)… el Mal. Es el Mal que existe desde siempre en todas las dimensiones, y que en la nuestra toma la apropiada forma de una firma de abogados.

Con los socios mayoritarios de la firma, por lo tanto, no se jode, porque son perennes e interdimensionales y si te quieren cagar la vida, te la cagan para toda la eternidad como buenos hijos de puta que son. Afortunadamente, por más que Ángel no sea la niña de sus ojos (por esa idea de venir a hacer el Bien y esas cosas), no se meten mucho con él: se viene un Apocalipsis y está escrito que Ángel va a ser una pieza clave en él.

Pero que no maten a Ángel teniendo la oportunidad no quiere decir que no le compliquen la vida, y para eso tenemos a Lilah Morgan y Lindsey McDonald (Christian Kane) en el papel de los abogados del diablo, o una suerte de equipo Rocket sin el gato parlante y la buena onda entre ellos que aparecen solamente para hinchar las pelotas cada tanto y acabar dejando a Ángel irse caminando.

Pero, igual, ojo: malvados.

cordy y angel y brownies negrosEn qué quedamos.

Al finalizar su primera temporada, Angel ya se convierte por derecho propio en una serie diferenciada, a pesar de que la participación en el mismo universo que Buffy y las referencias y/o visitas nos recuerden constantemente a la serie madre.

Si por un lado tenés a Buffy aprendiendo a balancear la vida universitaria y la cacería, y a cargar con el peso del mundo; por el otro está Ángel dando vueltas por la ciudad de Los Ángeles (irónicamente plagada de vampiros y demonios), intentando salvarse a sí mismo. El lugar es nada menos que ideal como escenario para llevar a cabo su misión redentora: urbano, sucio, decadente y, especialmente, nocturno. La ciudad, en fin, (y acá nos ponemos meta) es otro personaje que Ángel intenta salvar. (FAIL?)

Cada vez más, el tono (y hasta en la música incidental) recuerdan un poco a la atmósfera que por esas épocas (ya no) tenía The X-Files. No les quedaba mucha alternativa: desde el vamos la serie tenía que ser visualmente más oscura que su predecesora, con un protagonista que sólo puede salir de noche o movilizarse de día por las alcantarillas que atraviesan la ciudad.

La serie también se beneficia del pulido equipo creativo que Whedon ya tenía formado en Buffy (Jane Espenson, Douglas Petrie, David Fury, por nombrar algunos); y, en consecuencia, logra evitar los capítulos más flojos y altibajos a los que las series normalmente se exponen en sus primeras temporadas. Igualmente, siendo sinceros, esta no es la mejor temporada de Ángel. También vale aclarar, ya que estamos siendo sinceros, no creo que haya temporadas realmente malas de Ángel. (Aunque el elemento WTF en la cuarta es bastante fuerte.)

darla y liamSi bien como primera temporada (y especialmente en la primera parte) el desarrollo de personajes queda un poco relegado para casi todos, la tendencia empieza a revertirse en la segunda mitad, con Cordelia pero especialmente con Ángel. Tenemos un mejor trasfondo de su historia, en forma de ocasionales flashbacks, con David Boreanaz en peluca y sospechoso acento irlandés y una hermosísima Julie Benz en el papel de Darla.

Por supuesto, en esta serie también vuelan trompadas a lo loco (igual a como en Buffy vuelan estacazos y patadas); pero, igual que Buffy, no se queda sólo en eso. La dinámica entre los personajes es de lo mejor que tiene (por lo menos hasta que se pudre todo); y si bien hay que esperar un poco en la temporada para apreciarla, realmente lo vale.

Como dijimos antes, no es la mejor temporada de Ángel, pero, para ser la primera, se la banca muy bien. Aunque probablemente lo más interesante que podemos decir de este primer año es lo que plantea para el siguiente: Wesley traduce la profecía Shanshu, que augura un futuro prometedor, aunque vagamente relatado, para Ángel. La promesa de más Charles Gunn, el teenage vampire killer, que se convertirá en regular en la siguiente temporada. Sin mencionar el final de temporada, donde nos muestra cómo Wolfram & Hart resucita a Darla (¡con propósitos malignos!)

Si viste Buffy, probablemente tengas ya una opinión formada sobre Ángel. En cambio, si no viste Buffy, vale la pena aclarar que, según su servidora (¡y los niveles de audiencia de ese año!), no es necesario empezar por allá para entender quién es quién y de qué va la cosa acá: en su primer temporada, Ángel superó en rating a su serie originaria. Así que ahí está el dato, y acá mi recomendación.

Les dejo un trailer para que chusmeen un poco más, esta vez sin subtítulos:

Título original: Angel, the Series.
País: Estados Unidos.
Año de emisión: 1999-2005.
Cadenas: WB Network.
Creador: Joss Whedon, David Greenwalt.
Número de temporadas: 5
Cantidad de episodios: 110

Anuncios

3 Respuestas a “Angel (1): ¿Alguien necesita que lo rescaten?

  1. Pingback:Buffy (1-3): Bienvenido a la Boca del Infierno « TeleObjetivo [La TV en la mira]

  2. Roberto julio 5, 2011 en 4:15 pm

    sobre la serie life on mars usa… creo te equivocas. tiene uno de los mejores finales de la historia televisiva. Comparable a Perdidos. claro que, por supuesto, muchos ni siquiera lo entienden: ni Perdidos, ni el de Life on mars.
    una lástima, alguien que, tan abiertamente, critíca algo sin siquiera haberlo visto. Estoy seguro que tu cerebro es comparable a tus críticas televisivas.
    Anda, chico /a… mírate el final de life on mars usa, y luego, si acaso, intenta desentrañar el misterio que esconde. No es un final compilcado (hasta te doy una pista: Perdidos tiene mucho que ver con life on mars). Como tampoco lo es el de Perdidos. Pero la gente como tu, es que ni siquiera llegais a ninguno de los 2. No haceis más que ver series sin siquiera entender qué coño estais viendo.

  3. Pingback:Buffy (4): El año que vivimos en la Universidad « TeleObjetivo [La TV en la mira]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: