Being Human 3ra Temporada: Menage a trois.

La siguiente entrada puede contener información sobre la trama de esta serie. En otras palabras SPOILERS

Ok, el título y la foto son un mero truco de marketing. Pero ahora que tengo su atención, lean el siguiente post! No prometo locura y sexo pero si bastante sangre y tripas. Sirve?

……………………………………….

Hombre lobo, vampiro y fantasma. Es evidente que Being Human habla de tres personajes, tres historias, tres maldiciones, tres formas fatídicas aunque a veces románticas de ver el mundo. Tres leyendas trasplantadas al mundo actual, real y cotidiano. Tres formas excepcionales de hacerle frente a una vida costumbrista y hasta fracasada. Para colmo, hablo de la tercera temporada, por lo cual esta idea de que todo gire en torno al Tres se hace casi una idea obsesivo-conspirativa. Pero así es. Llegada y terminada esta última temporada (que por suerte no tiene tres capítulos, sino ocho), podría decirse que Being Human, al menos desde la humilde e inexperta opinión de esta servidora, ha alcanzado su nivel más alto. Y, si de proyecciones se trata, que Being Human vaya cada vez mejor sólo puede augurar un buen futuro.

Este es un análisis, si se lo puede llamar así, bien sobre el pucho de lo que ha sido, según mi pseudo tesis, la mejor temporada de una serie que, me animo a decirlo, será recordada como una de las más valiosas adaptaciones a la actualidad de tres mitos de lo más remañidos.

Para datos básicos sobre la serie, los invito a leer este post.

Un poco retrasada y, como siempre, esperada hasta la impaciencia por su creciente legión de seguidores, se estrenaron los ocho capítulos que componen la nueva temporada de Being Human. Rememorando, la segunda había terminado a todo trapo, con los chicos obligados a mudarse de Bristol, los enemigos supuestamente erradicados y Annie, nada menos, en un Más Allá que nada se parece al que habitaban Gokú y sus amigos. El nuevo escenario para la casa “familiar” se traslada a Barry Island, en Gales y puntualmente en un decadente motel abandonado, con todos los clichés de los albergues medio pelo anglosajones: barra de bebidas, mural de Hawaii y timbre. Todo muy impersonal, pero así logran George y Mitchell otra de sus vanas estrategias para no llamar la atención.

La temporada se abre con una apuesta más que necesaria: el entrecruzamiento de las historias de los tres protagonistas que, hasta ese momento, se habían desarrollado sin demasiados puntos de contacto más que su situación de convivencia. Ese es sin dudas el primer acierto de la temporada, que lleva a fondo la idea de que los tres plots se enreden entre sí. Annie y Mitchell entran en una nueva y a veces confusa etapa de su relación, luego de que el vampiro la rescate, paso mediante por el purgatorio y revelándole a la audiencia una fuerte y bien lograda masacre que acosará la moral reformada de Mitchell hasta el último capítulo.

George, por otro lado, afianza su relación con Nina, que se suma al cast con un personaje ya incluido por completo en la trama, sumada a la casa como una inquilina más y a la serie como un factor determinante en varias situaciones. Y más novedades son encarnadas por dos licántropos interpretados por Robson Green como McNair y Michael Socha como su hijo Tom. Lo más interesante de esta suma al cast es, por un lado, las excelentes actuaciones de ambos, en particular por parte de Green y, yendo ya a la ficción, la riqueza que plantea que estos personajes lleven una vida mucho más salvaje que la del recatado George. Además, el odio intrínseco de McNair hacia los vampiros, su militantes persecución para asesinarlos y su protectora relación con un casi atontado Tom agregan una buena dosis de drama familiar bien trabajado a una historia con tantos huérfanos y fugados del hogar.

En este punto, también se nos presenta la familia de George, en un episodio más bien  distendido (aunque, como saben, todo lo distendido en BH sólo es preludio de caos absoluto) y una enfermiza pseudo familia vampírica que acosa a Mitchell y acapara la atención de Adam, un vampiro adolescente que paulatinamente mata a sus padres bebiendo su sangre con el consentimiento de los progenitores.

La historia pasa de pronto de lo anécdótico a lo profundo. Mitchell escucha una profecía varias veces reiterada, que se revela a poco de empezar la temporada: será asesinado por un hombre lobo. Ese hilo irá destruyendo de forma muy lograda y bien trabajada en sus matices la psicología de un Mitchell que lleva a lo extremo la ambiguedad que por momentos había rozado lo burdo en temporadas anteriores. Será que Annie efectivamente lo cambia, o que al haber aplacado un poco la historia vampírico compulsiva le dio aire a la serie, pero sea cual sea el motivo, se nota en esta nueva temporada una trama que avanza con más fuerza y decisión, menos lugares comunes y más experimentación mental con los personajes.

Cuando irrumpe en escena el (yaaa lo sabemos) resucitado Herrick, se inicia el momento de tensión formidable que sólo puede lograr alguien con la cara de Jason Watkins y su posibilidad de transformarla en un viejito desamparado o en un desquiciado sediento de sangre. Y lo hace parecer fácil.

Sin adelantar el final ni demasiada información del argumento más avanzado, sólo resta decir que Being Human quizás tarde en ser masivamente adorada, quizás se convierta en un elemento de culto de aquellos que miramos por ser “raros” y poco conocidos en nuestras tierras. pero más allá del futuro que le espere, puede decirse que pasó de ser “otra historia de monstruos modernos” a ser, no me caben dudas, una de las reflexiones más maduras y a la vez humildes (en cuanto a no-pretensiosas) que ha dado la televisión en los últimos años. Y no es poca cosa, viniendo de historias con miles de años de genialidades y fracasos absurdos, es algo así como el mejor piropo posible.

Título original: Being Human
País: Reino Unido
Año de emisión: 2008-actualidad
Cadenas: BBC3
Creador: Toby Whithouse
Número de temporadas: 3
Cantidad de episodios: 22 (más el piloto)

Anuncios

2 Respuestas a “Being Human 3ra Temporada: Menage a trois.

  1. Pingback:Wire in the Blood: “and the killer is…” « TeleObjetivo [La TV en la mira]

  2. Pingback:Being Human Temporada 4: sobreviviendo, dije, sobreviviendo. « TeleObjetivo [La TV en la mira]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: