Sabrina, la bruja adolescente: Oops I did it again!

Sabrina, de algún modo extraño, me representa todas esas cosas de los 90 que a priori no me gustaban, pero hoy me generan nostalgia. Siguiendo con esta línea autorreferencial (que abandonaré en el próximo párrafo) vale aclarar que me gustaba, me encantaba Sabrina. Sobre todo sus primeras cuatro temporadas cuando mantenía cierta estructura básica que de buenas a primeras se cambió. La cuestión es que Sabrina no sólo era una serie, sino en buena parte un espejo de lo que era la cultura pop (por la música, no por popular) del momento. Por ella pasaron a modo de invitados Britney SpearsAvril Lavigne,Backstreet BoysSavage Garden‘N SyncAaron CarterViolent FemmesAshanti DouglasHanson, etc. Con Britney, de hecho, la protagonista de la serie, Melissa Joan Hart, tenía una amistad de muchos años y justamente por eso se la vio en el video Crazy, más un papel protagónico en la película Drive me Crazy. Sabrina era, entonces, parte integrante de toda una cultura televisiva norteamericana que se extendió desde 1996 hasta 2003. Y, a pesar del plástico que la rodeaba, fue un gran programa de TV.

Mitosis es…

Sabrina surgió como nuevo proyecto de la por entonces consagrada Melissa Joan Hart, una niña actriz que, con el correr de los años, llegó a ser muy conocida como uno de los símbolos del canal infantil Nickelodeon al protagonizar otra muy buena serie (aunque considerablemente más extraña) titulada Clarissa lo explica todo. Lo llamativo de estas dos series que para nada transcurrían en el mismo universo ficcional, es que hubo cierta continuidad. Clarissa terminó con el ingreso de su protagonista a la preparatoria y con la promesa de que se convertiría en periodista. Sabrina, por otro lado, partía del primer día de clases en la preparatoria de una chica de 16 años que, además de ser “la nueva”, tenía poderes mágicos. Sabrina y Clarissa no compartían demasiado en apariencia, pero esta continuidad sumado a lo similar de sus personalidades sin dudas estuvo bien pensado y dio sus frutos.

La serie se estrenó en septiembre de 1996. Tomaba la idea de una serie de comics de Archie que años antes había tenido su serie animada a cargo de Filmation. Su primer año de publicación fue 1962 y ya en 1999 tendría su segunda adaptación a dibujos animados, pero esta vez producida por DIC, y con diseños mucho más aggiornados.

En la serie de TV que nos convoca, Sabrina cumplía 16 años y además de comenzar las clases en una nueva escuela, recibía una revelación por parte de sus tías, Hilda y Zelda: era una bruja, al igual que casi toda su familia. Sus tías y padre también lo eran y a ese marco se sumaba que el gato de la casa, Salem, era también un brujo castigado por… haberse parecido demasiado a Fidel Castro? Bueno, hay flashbacks que lo sostienen.

La cuestión es que Sabrina recibía esta información al mismo tiempo que tenía que hacer lo posible para adaptarse a su nueva escuela en Westbridge. Allí conocería a Harvey, un chico simple, tímido y bastante ingenuo que se convertiría en su novio más duradero; Libby, la porrista superficial y vengativa que sería su némesis y Jenny, su primera mejor amiga que al poco tiempo sería reemplazada por Valerie.

El elenco de personajes adultos lo irían completando con el correr de los capítulos el subdirector Kraft, el cazabrujas Brad, el Sinodal y su profesora la señora Quick . Ya en la quinta temporada fue cuando empezaron con los cambios fuertes. Por empezar Sabrina fue a la universidad, cambió de novio, amigos y su familia pasó a un segundo plano hasta dejar de aparecer por completo. Entraron en escena, entonces, sus tres amigos de piso Morgan, Miles y Roxie y su nuevo nocio Josh. Salem sí volvió con algunas apariciones pero la dinámica del programa había cambiado por completo. Más tarde Sabrina tendría una relación con Aaron pero lo llamativo (y novedoso para los que abandonaron la serie antes de su final) es que en el último capítulo Sabrina y Aaron estaban por casarse hasta que apareció Harvey y ella se decidió escapar con él. Algún tipo de justicia poética para una serie que había perdido mucho de su espíritu inicial.

Vale decir que, sin ser otra cosa que cuestión de gustos, el cambio que se hizo en la serie en ese momento fue cuanto menos osado. Quienes habíamos comenzado a verla en los inicios, en gran medida nos sentimos decepcionados por el nuevo rumbo, ya menos relacionado con el humor absurdo y también las moralejas habituales del programa. Moralejas, vale decir, que muchas veces no se planteaban con la solemnidad habitual de un programa infantil, sino con cierta burla un poco más simpática para los tiempos que corrían.

Sabrina quizás no haya innovado en demasiados aspectos, pero fue una serie que logró captar la atención de muchos chicos de esa segunda mitad de los 90 y también de algunos espectadores más grandes que encontraron en ella una sitcom con algunos atisbos de humor que la separaban de lo que habitualmente se veía en las pantallas infantiles.

Sin dudas uno de los grandes hallazgos del programa fue el personaje de Salem, por lejos el más irónico de todos y quien imprimía al programa una dosis de cinismo y humor negro que a veces era el contrapunto perfecto a la moralina de otros personajes. Las tías también eran dos grandes personajes, bien construidos y entrañables, principalmente por los líos absurdos en los que se veían envueltas, principalmente en el caso de Hilda.

Y las apariciones estelares no se limitaron a bandas pop del momento, sino que dos humoristas muy famosos de EEUU y con un estilo muy partícular de leer la realidad también tuvieron su participación más o menos amplia. Fueron el dúo cómico Penn and Teller, quienes hicieron su debut en la serie durante la primera temporada, en el episodio en que Jenny descubría el mundo mágico y era juzgada por un consejo de brujos. Penn era el presidente del tribunal y volvería en varias oportunidades por tener además una aventura pasada con la tía Hilda. Teller, en cambio, aparecería por única vez en este capítulo, en el que interpretaba a un habitante del limbo.

Sabrina apareció con parte del trabajo hecho: con una actriz que ya era reconocida entre los chicos de la época y una historia que oscilaba entre las problemáticas habituales de los adolescentes, la magia como condimento especial y personajes caricaturescos y bien elaborados sobre todo en el primer tramo de su transmisión. Lentamente se fue posicionando en un tono mucho más costumbrista, la magia quedó algo relegada al menos como eje problemático hasta ir convirtiéndose en un programa mucho menos distintivo. Pero nos queda el buen recuerdo de las primeras temporadas donde, al margen de presentar un ámbito a veces demasiado fashion supo tener, como quien dice, lo mejor de cada mundo. Mágico y muggle.

Título original: Sabrina, the teenage witch
País: EEUU
Año de emisión: 1996-2003
Cadenas: ABC
Creador: Nell Lovell
Número de temporadas: 7
Cantidad de episodios: 163

Anuncios

9 Respuestas a “Sabrina, la bruja adolescente: Oops I did it again!

  1. Fiorella Giordano abril 9, 2011 en 4:52 pm

    Qué recuerdos!! Me encantaba Sabrina, la veía siempre. Me acuerdo de que una vez, cuando todavía iba a la primaria, Nickelodeon hizo una súper maratón de la serie, creo que fue todo un día (o casi todo) a puro Sabrina, y con mis compañeras del cole volvimos CORRIENDO a nuestras casas para ver todos los capítulos. 😛 Creo que eso resume cuánto me gustaba la serie por aquella época.

  2. Mariana abril 9, 2011 en 4:59 pm

    Yo también miraba Sabrina!!!

  3. Alex abril 9, 2011 en 7:07 pm

    Era espectacular! Aunque yo no la viví en sus primeros tiempos, más bien un poco después, cuando la pasaban por Telefe (al menos tengo más recuerdos de ESE momento, que en realidad no fue hace mucho tampoco). Me acuerdo de ciertos episodios como el del flan gigante, o cuando transforman a la mala en cabra, o cuando Harvey se vuelve “superhéroe”. Muy zarpados todos.
    Y Salem con su humor. God. xD

    Hubo una serie dirigida por Melissa Joan Hart que pasaban por el ahora extinto Fox Kids. Se llamaba So Weird. Era espectacular también.

  4. Yeyaw abril 10, 2011 en 12:23 am

    Ja ja ¿asi termina? buenisimo, nunca llegue al final, supongo que otros intereses se habran cruzado en el camino, pero esta serie y My So-Called Life me encantaban.
    Y lo que mas me gustaba de Sabrina era el gato, el animotronic empeoraba por temporada pero el personaje era el mejor de la serie!
    Que buen recuerdo. Gracias

  5. Yamila junio 5, 2011 en 12:24 am

    Soy fana de la serie desde que tengo 10 más o menos… y a este fanatismo también lo sumé a mi viejo, con el que hará más o menos dos mese terminamos de ver la serie completa…
    Lo que recuerdo es que siempre daban los capítulos mezclados, fuera de orden y pese a que Nickelodeon comenzó a dar la 7ma temporada jamás la terminó y recién pude ver el último capítulo bastante depués en Telefé
    También me acuerdo que cuando viajamos a Estados Unidos hace un par de años estaban dando la serie y vimos, justamente, uno de los peores episodios, “Armonía” le decimos nosotros, en el que Sabrina conoce a los padre de Aaron, una ridiculez!
    Pero pese a que la serie se fue desgastando a través de los años siempre nos trae gratos recuerdos e incluso solemos repetir frases que parecen en la serie… 😀

  6. crist d febrero 22, 2012 en 6:16 pm

    me encanataba sabrina era lo maximo la mejor serie! y aunq en la columna dicen q tuvo un cambio drastico, me parece q fue acertado ya q refresco la serio y permitio q las primeras temporadas quedaran marcadas y es tal cual lo q pasa en la vida, llega un momento en el cual nos vamos d casa y empezamos a tener nuevas responsabilidades, pero en fin me encanto y lo q mas quisiera es q la volvieran a pasar para toda latinoamerica sé q mas d 1 querria revivir los momento d esta magnifica serie

  7. Mariano octubre 14, 2012 en 4:43 pm

    Se me vienen a la mente algunas escenas,diálogos como cuando esa Libby le decía a Sabrina-despectivamente- “Fenómeno”.Y otra cuando una de las tias se convertía por accidente en enana(la actriz enana que hacía de la tia era igual,jaja).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: