Mad Dogs

Cuando el año pasado terminó Ashes to Ashes (y, por consiguiente, toda la historia que había empezado con Life on Mars allá por el año 2006) y a los pocos días se anunció que John Simm y Philip Glenister formarían parte de una miniserie de Sky One, no pude menos que alegrarme. No era la primera vez que estos dos actuarían juntos luego de haber sido compañeros en Life on Mars, pero igualmente siempre es un placer verlos en una misma ficción. Los meses pasaron y pasaron y, finalmente, cuatro semanas atrás empezó a emitirse esta nueva producción.

Mad Dogs cuenta la historia de cinco viejos amigos que, luego de un largo tiempo sin verse, deciden reunirse en la lujosa villa de Mallorca (España) de uno de ellos, Alvo (Ben Chaplin). Los otros cuatro, Baxter (Simm), Quinn (Glenister), Rick (Marc Warren, de Hustle, que, oh casualidad, también estuvo en Life on Mars) y Woody (Max Beesley), emprenden viaje muy entusiasmados, pero con el correr de las horas empiezan a notar que su viejo amigo Alvo está algo cambiado: extremadamente arrogante gracias a su nueva (y misteriosamente adquirida) posición social y, al mismo tiempo, alterado por llamadas telefónicas que recibe constantemente y que intenta ocultar a sus cuatro amigos. Es evidente que está metido en algo grueso y peligroso, pero todos prefieren hacer oídos sordos hasta que la bomba termina explotando no sólo para Alvo, sino también para ellos.

El primer episodio de Mad Dogs es muy introductorio a las personalidades de cada personaje y a los lugares en los que se desarrollará durante los tres siguientes toda la serie. Recién se mete de lleno en la historia durante los últimos quince minutos, pero vale la pena esperar por ellos porque después la acción no se detiene y, hasta el final, se van sucediendo un problema tras otro para los personajes. Lo que en Mad Dogs empieza como una reunión de viejos compañeros medio loca, donde cada uno tiene libertad para hacer lo que quiera, termina convirtiéndose en un escenario sangriento que conduce a estos amigos a sumergirse en un ambiente de paranoia y a sacar todos los trapitos al sol, porque lentamente las miserias y vidas frustradas que cada uno de ellos intenta ocultar de los demás se van haciendo presentes. Creo que justamente ese es el punto fuerte de esta serie: sus personajes y, sobre todo, las interpretaciones, porque si bien la historia es a simple vista sobre un crimen, a mí siempre me pareció que el verdadero objetivo era escarbar las personalidades y las vidas de cada personaje y el tipo de relación que existe entre ellos.  Relación que, con el paso de los días, se va tornando más y más turbulenta.

Si bien para mí las actuaciones son lo mejor, la historia está buena, y algo que me pareció positivo fue que la intriga y el suspenso se mantuvieran hasta el final, porque ni estos amigos ni uno mismo como espectador sabe muy bien qué es exactamente lo que está ocurriendo. Por otro lado, el hermoso lugar donde se desarrolla toda la historia sirve como contraste entre la paz y tranquilidad de lo que podrían haber sido las vacaciones perfectas y el nivel de alteración, paranoia y locura en las que lentamente se van sumergiendo los protagonistas. Hay algunas situaciones y actitudes de los personajes que son entre exageradas e inexplicables, pero me parece que la intención de los guionistas fue siempre que fueran así, no apuntar a una historia cien por ciento realista.

El final no es totalmente directo y queda a libre interpretación de cada uno, lo cual me gustó bastante por algo que prefiero explicar más abajo en la parte de spoilers, aunque también tengo entendido que existe la posibilidad de que haya una segunda temporada, por lo que quizás el final no sea tan “libre interpretación” como creo que es.

En conclusión, una serie breve y correcta, lejos de la perfección pero muy entretenida por todo su manejo de la intriga y el suspenso, y que vale la pena ver sobre todo por su excelente elenco.

SPOILERS DEL EPISODIO FINAL A PARTIR DE AHORA

Por momentos Mad Dogs me recordó un poco a Shallow Grave, gran film debut de Danny Boyle, y otras veces a El Señor de las Moscas, la célebre novela de William Golding. Con respecto a la película, el que la haya visto sabrá a qué me refiero: un grupo de amigos intenta hacer desaparecer por su cuenta un cadáver y recurren a muchos de los  métodos que se muestran en la serie. Y con respecto al libro, las comparaciones son bastante obvias: un grupo llega a un lugar desconocido, al principio intentan disfrutar la vida y romper algunas reglas a las que se encuentran atados en su lugar de origen, pero con el paso del tiempo algo los termina enloqueciendo y los lleva a enfrentarse los unos con los otros. Lentamente van abandonando la “civilización” con la que llegaron para parecerse a salvajes, cosa que, creo recordar, inclusive mencionan algunos de los personajes de Mad Dogs en un par de oportunidades. En el episodio final todo esto se hace aún más obvio cuando los cuatro, ya sumidos en la paranoia, se disfrazan de salvajes (caras pintadas y máscaras incluídas) y salen corriendo a atacar a algo que ni ellos saben bien qué es. Otro detalle que conecta a esta historia con la de Golding son los anteojos rotos del personaje de John Simm, que inevitablemente recuerda a los de Piggy.

(Y, entre nosotros, Glenister pintarrajeado de blanco más que un salvaje parecía uno de KISS mal pintado. O, mejor aún, uno de Los Parraleños.)

Con respecto al “final-final”, me gustó que quedase sujeto a libre interpretación porque, por como venían los episodios, estaba claro que la historia jamás iba a terminar bien, y ¿de qué hubiera servido después de todo lo visto ver cómo la policía mataba o se llevaba esposados a los cuatro? Que el personaje de Glenister haya decidido matar a la policía que, a su vez, estaba a punto de matar a sus propios amigos, es coherente con la historia en el sentido de que siempre, desde el principio, ninguno de los cuatro supo manejar bien la situación y se fueron cavando su propia fosa con cada error que cometían, error que casi siempre involucraba una muerte. Y este fue su último error, total, ya no tenían nada que perder. O al menos así es como lo interpreté yo. Igualmente es cierto que el final dejó abierta la posibilidad de que la historia continúe en otra temporada, así que habrá que esperar a ver qué pasa…

Título original: Mad Dogs
País: Reino Unido
Año de emisión: 2011
Cadenas: Sky One
Creador: Adrian Shergold
Número de temporadas: 1
Cantidad de episodios: 4

Anuncios

8 Respuestas a “Mad Dogs

  1. Nahuel marzo 6, 2011 en 8:15 pm

    Gracias, no sabia de esta serie, ya me la anote para verla, Simm y Glenister actuaron juntos en la película Tu£sday aunque no la vi, no se que tal estará.

  2. Fiorella Giordano marzo 6, 2011 en 10:07 pm

    Dale, espero tu comentario cuando la hayas visto. 😉 Y sí, Glenister y Simm actuaron juntos en esa peli que, para mí, tuvo una primer hora interesante pero terminó derrapando sobre el final, me dio la impresión de que no supieron cómo terminarla. Si te interesa, la comenté en mi blog hace un par de años atrás!

  3. Alejandra marzo 7, 2011 en 3:32 am

    Tremenda serie. Tremendas actuaciones; los primeros minutos de el segundo episodio fueron increíbles.
    me sorprendió como cada vez encontraban una forma de hundirse más y más. Nunca confié en la policía, se merece su final.
    Me parece curioso como en medio de tanto drama y todo eso hubiera espacio para el humor; bueno, humor negro; pedazos que te dejaban pensando WTF!!

  4. Rous mayo 1, 2011 en 2:42 am

    Me encantó esta serie (lástima que sean solo 4 episodios…),
    así como me gustaron Life on Mars y Ashes to Ashes.
    Muy bueno tu comentario.

    • Fiorella Giordano mayo 1, 2011 en 2:49 am

      Gracias por comentar! Me alegro de que te haya gustado, y ya que estoy aprovecho para comentar que en julio empieza a filmarse la segunda temporada, por lo que lo que vimos en el cuarto episodio no fue el final definitivo. Seguramente se estrenará el año que viene en febrero como este año, habrá que estar atentos!

  5. Emi agosto 28, 2011 en 4:35 am

    Fiore, siempre un gusto leerte!
    Ni hablar del hecho de una segunda temporada! Comparto la idea, lo mejor es ver el tenor de las actuaciones! cuando me estaba quedando con el que mejor actuaba otro hacía méritos, es imposible! son muy buenos los cuatro! Más que de Life (cuánto extraño Ahes!) me acordé de State of Play, donde me pasó algo similar.
    Me acordé de Señor de las Moscas pero si hay una segunda temporada.. probablemente la idea se centre desde otro lugar, no?
    You will always be the guv!

  6. Fiorella agosto 28, 2011 en 4:53 am

    Hola Emi! Qué bueno volver a leerte. Hace meses que no actualizo Get a Life!, donde siempre te leía, pero cada tanto revivo acá, jaja. Ya están filmando la segunda temporada (los chicos están tomando sol de lo lindo en Mallorca xD) así que supongo que para enero/febrero 2012 la emitirán. Me da mucha curiosidad saber cómo la van a seguir, así que la espero con bastante ansiedad. 😀
    Y sííí, Gene will always be the guv! Cuando tenga un cacho más de tiempo, pero sobre todo de inspiración, voy a escribir algo sobre Ashes to Ashes, para revivir aquellos buenos tiempos de teorías locas luego de cada capítulo. Terrible cómo extraño esa serie, aunque terminó cuando tenía que terminar.
    Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: